Crianza Respetuosa

“La crianza puede ser la mayor oportunidad de crecimiento personal que nos ofrece la vida”

P1060351

Partiendo de esta idea, formulada de muchas maneras y en muchas culturas diferentes a lo largo de la historia de la humanidad; nos planteamos la relación con los hijos e hijas desde un lugar consciente, comprometido y abierto al aprendizaje.

Este movimiento que se inicia en la idea, continuará después en la concepción, el embarazo, el parto, la lactancia, la crianza… y el resto de nuestra vida; ya que sea como sea la resolución de este camino, la maternidad y paternidad se inician con la concepción, y ese movimiento puede tener múltiples transformaciones, pero ya no vuelta atrás.

semana21 (3)

Vivir ese camino con el corazón abierto, conectadas con nuestra esencia, con la de nuestra pareja o seres queridos que compartan la crianza; y con la esencia de nuestras hijas e hijos, nos abre a una posibilidad infinita de retos, de crecimiento, de experiencias, de descubrimientos que nos tocan en lo más profundo de nuestro ser.

Vivir este camino acompañadas, acompañados, por una “tribu” que acoja nuestras dudas, que celebre con nosotros nuestros buenos momentos, facilita la crianza y la posibilidad de experimentarla de manera consciente; respetando el ser esencial que hay en nuestro hijo, y también el ser esencial que hay en nosotras mismas.

En ama psicología, existen diferentes espacios en los que acoger y acompañar a la maternidad y paternidad en los distintos momentos, facilitando esta crianza consciente

Grupos de Crianza               Talleres de Sábado           Blog                         

Para una orientación más especial e individualizada, también puedes consultar  Terapia de Familias o Terapia Individual.

 

logo_amapsicologia_horizontal_400pxconectar     sanar     amar

2 comentarios en “Crianza Respetuosa

    • Hola, buenos días!
      Encantada de que me leáis desde el AMPA, y también encantada de ayudar… ¿Me podríais especificar un poquito más a qué tipo de información os referís? Gracias, un abrazo!
      Ana M.A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *